martes, 9 de mayo de 2017

Proverbios 14:13 - Mashal 129

Principios sabios que transformarán tu vida: Mashal 129 - Proverbios 14:13

Algunas traducciones nos dicen que la risa puede ocultar un corazón afligido. ¿Has visto a personas así, que, están fatales en su interior pero que se ríen para ocultar lo que realmente sienten? El problema es que cuando la risa acaba el dolor del corazón sigue estando y aparece la realidad, la tristeza.
También me recuerda a algo que me han dicho muchas veces de pequeña, con muchas risas que no eran normales y que al final te dan el bajón y terminas en llanto. Tengamos cuidado en expresar las emociones de forma correcta.

#Biblia #Dios #Jesucristo #Proverbios #Sabiduria #Mashal

Filipensea 2:14


Meditaremos en el nombre del Señor......

Debemos meditar en el santo nombre del Señor, para que podamos confiar más en Él y para que podamos regocijarnos más prestamente. Él es en carácter santo, justo, verdadero, misericordioso, fiel e inmutable. ¿Acaso no hemos de confiar en un Dios así? Él es omnisciente, todopoderoso y omnipresente; ¿no podemos confiar en Él alegremente? Sí, eso haremos de inmediato, y lo haremos sin reservas. Jehovájireh proveerá, Jehová-salom enviará la paz, Jehová-tsidkenujustificará, Jehová-sama estará por siempre cerca, y en Jehová-nisi venceremos a cualquier enemigo. Quienes conocen Tu nombre confiarán en Ti; y quienes confíen en Ti se regocijarán en Ti, oh Señor.

C.H.Spurgeon

Club de lectura - Romanos capítulo 12


12 ASI que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable á Dios, que es vuestro racional culto.
Y no os conforméis á este siglo; mas reformaos por la renovación de vuestro entendimiento, para que experimentéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
Digo pues por la gracia que me es dada, á cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con templanza, conforme á la medida de la fe que Dios repartió á cada uno.