lunes, 20 de febrero de 2017

Proverbios 11:19 - Mashal 51

Principios sabios que transformarán tu vida: Mashal 51 - Proverbios 11:19

Hoy nos encontramos ante un proverbio muy fácil de entender, los que caminan en justicia y perseveran en ella encuentran la vida mientras que los que van en pos del mal, lo que hallarán será su propia muerte.
Dios insisten mucho en los proverbios en vivir en una vida de justicia y es que para el hijo de Dios no debe haber otra opción. Dios es justo y quiere que cada día su nueva vida sea reflejada en nosotros, así que reflejemos a Jesús siendo justos en nuestro diario vivir. Aunque muchas veces en este mundo de maldad ser justo te acarrea muchos enemigos, tiene una recompensa tremenda, vida. Vida en el eternidad con Dios y a eso no hay nada que se le compare. Vive en y con justicia.


#Biblia #Dios #Jesucristo #Proverbios #Sabiduria #Mashal

2 Corintios 5:21

Gracias Señor Jesús por dar tu vida en la cruz para que yo hoy disfrute de una relación correcta contigo. Gracias por demostrarme ese profundo amor que siente por mí. Gracias por perdonarme y limpiarme. Hoy un día más me quiero acercar a ti, no hay palabras para agradecer este gran privilegio, pero me acerco con loa confianza de una hija que se siente amada por su Padre, y por Jesús. Me acerco a ti con la seguridad de que tu Espíritu Santo está en mí para guardarme y librarme, para a,arme, para hablarme. En esta mañana te digo, quiero escucharte, quiero oírte, quiero que me guíes. Líbrame de mal. Ayúdame a cada paso que dé. Gracias por tu amistad, por tu amor. Nunca dejaré de darte gracias por tu amor 

Club de lectura - Evangelio de Juan capítulo 7


Y pasadas estas cosas andaba Jesús en Galilea: que no quería andar en Judea, porque los Judíos procuraban matarle.

Y estaba cerca la fiesta de los Judíos, la de los tabernáculos.
Y dijéronle sus hermanos: Pásate de aquí, y vete á Judea, para que también tus discípulos vean las obras que haces.
Que ninguno que procura ser claro, hace algo en oculto. Si estas cosas haces, manifiéstate al mundo.

Porque ni aun sus hermanos creían en él.