viernes, 10 de febrero de 2017

Club de lectura - Evangelio de Marcos capítulo 13


Y saliendo del templo, le dice uno de sus discípulos: Maestro, mira qué piedras, y qué edificios.
Y Jesús respondiendo, le dijo: ¿Ves estos grandes edificios? no quedará piedra sobre piedra que no sea derribada.
Y sentándose en el monte de las Olivas delante del templo, le preguntaron aparte Pedro y Jacobo y Juan y Andrés:

Proverbios 11:9 - Mashal 41

Principios sabios que transformarán tu vida: Mashal 41 - Proverbios 11:9

Que tremendo proverbio tenemos hoy ante nosotros. Hoy nos hace un contraste entre los hipócritas; es decir aquellos de está de alguna forma divididos, por un lado dicen una cosa pero no es lo que piensan o hace,  y los justos. Salomón dice que los hipócrita, en otras versiones impío o que no tiene a Dios destruyen con sus palabras a su prójimo. Dónde hemos sido llamados a amar al prójimo como a nosotros mismos, nos dice que no solo no lo hacen sino que los dañan, destryen.
Por otro lado nos dice que los justos van a se librados, y en este caso específico de herir al pröjimo. ¿Cómo dice que ocurre eso? Por la sabiduria, que da Dios evidentemente.
Busquemos la sabiduría de lo alto, que es pura, perfecta y pacífica.


#Biblia #Dios #Jesucristo #Proverbios #Sabiduria #Mashal

Hechos 22:15

Qué gran privilegio vemos en este versículo. Fueron palabras de Jesús para Pablo, pero siguen siendo vigentes para ti y para mí hoy. 
Primeramente enfatizar que Dios nos habla y le oímos hoy día, nos guía e instruye en el camino. Podemos estar confiados si antes de nada ponemos nuestro día y caminar delante de él, oyendo sus instrucciones.
También enfatizo que he visto muchas maravillas de Dios en mi vida y en gente. Tenemos el privilegio de contar con testimonios gloriosos de como Dios ha obrado en nosotros, a través de nosotros y en otras personas. Mi vida no sería la misma sin sus cuidados, sanidades, ayuda...
Para finalizar, diré que tenemos un gran privilegio, poder ser testigos de Él, gritar al mundo de su bondad, grandeza, misericordia, justicia, verdad...
Ser instrumento en las manos del Señor es el mayor privilegio que nadie pueda tener. Bendiciones.