domingo, 22 de enero de 2017

Proverbios 10:22 - Mashal 22

Los creyentes usamos de manera usual, bendiciones, que en el fondo estamos queriendo decir, que Dios te bendiga. ¿Qué estamos diciendo con ello, que estamos pidiendo a Dios a través de ello? Que los beneficios de Dios, su amor incondicional, paz, su esperanza, gozo, victoria, justicia, verdad, corrección.... todo el bien de Dios venga a tu vida porque Dios quiere lo mejor para ti, quiere bendecirte del todo. La Palabra del Señor dice que las bendiciones de Dios enriquece y es que no puede ser de otra manera ya que Dios quiere lo mejor para nosotros. Dice que su bendición no añade tristeza. Hay una versión que dice ninguna tristeza. Esto me hace pensar en momentos en los cuales Dios viene bendiciendo pero hay tristeza en nosotros. La tristeza no la trajo Dios a nuestra vida sino que reveló algo que estaba mal y necesitamos cambiar para nuestro bien. Esa tristeza momentánea que sentimos es para vida, para libertad, para victoria. 


Club de lectura - Evangelio de Mateo capítulo 22

Y respondiendo Jesús, les volvió á hablar en parábolas, diciendo:
El reino de los cielos es semejante á un hombre rey, que hizo bodas á su hijo;
Y envió sus siervos para que llamasen los llamados á las bodas; mas no quisieron venir.
Volvió á enviar otros siervos, diciendo: Decid á los llamados: He aquí, mi comida he aparejado; mis toros y animales engordados son muertos, y todo está prevenido: venid á las bodas.