viernes, 13 de enero de 2017

Proverbios 10:13 - Mashal 13

Principios sabios que transformarán tu vida: Mashal 13 - Proverbios 10:13

Hola amados, hoy Salomón contrasta al hombre prudente con el falto de entendimiento. El hombre justo es guiado por la prudencia en su habla y en sus conversaciones podemos encontrar sabiduría. ¿Has conocido a gente así? Te gusta estar con ellos porque siempre encuentras que aprendes, que enriquece tu vida.
Por otro lado vemos al falto de cordura y por primera vez, aunque no la única encontraremos castigo físico para ellos. Los faltos de entendimiento se meten en grandes líos y al final sufren castigo por ello. Hoy día esto es un consejo que nos escandalizaría porque hemos llegado al punto de que un padre no puede dar un cachete en el culo a su hijo pero de cuanto le librarían si realmente se ejercitara una buena disciplina. Ojo no hablo de castigos extremos, no apruebo el uso de la violencia, pero no el malcriar.

Juan 1:14 imagenes declaraciones de fe

Que gran privilegio. Muchas veces no nos paramos a pensar el gran privilegio que tuvimos. El Creador, el Soberano del mundo decidió en humildad hacerse hombre. Decidió vivir entre los hombres, y no solo eso, estuvo dispuesto a ser rechazado y ultrajado por nosotros. Jesús estuvo lleno de fidelidad y amor inagotable y sigue siendo fiel cada día y su amor hoy está nuevo y disponible para nosotros. Nos ha permitido ver su gloria. Hoy podemos ver su gloria, hoy nos hace participes de su vida. Gloria siempre a su nombre.
Él nos manifestó la gloria del Padre. Si alguien quiere conocer al Padre tan solo tiene que estudiar la vida de Jesús.
Que gran privilegio tenemos hoy de conocerlo, de ser conocido por Él, de amarlo, pero aún más de ser amados por Él. Te amamos Señor, ayúdanos a conocerte más y más, a amarte más y más, a obedecerte, a honrarte, a servirte...

Club de lectura - Evangelio de Mateo capítulo 13

Y aquel día, saliendo Jesús de casa, se sentó junto á la mar.
Y se allegaron á él muchas gentes; y entrándose él en el barco, se sentó, y toda la gente estaba á la ribera.
Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí el que sembraba salió á sembrar.
Y sembrando, parte de la simiente cayó junto al camino; y vinieron las aves, y la comieron.