lunes, 26 de diciembre de 2016

Club de lectura - Salmo 38

38 Salmo de David, para recordar.

 JEHOVA, no me reprendas en tu furor, Ni me castigues en tu ira.
Porque tus saetas descendieron á mí, Y sobre mí ha caído tu mano.
No hay sanidad en mi carne á causa de tu ira; Ni hay paz en mis huesos á causa de mi pecado.