miércoles, 27 de abril de 2016

Club de lectura - 1 Corintios capítulo 4


TÉNGANNOS los hombres por ministros de Cristo, y dispensadores de los misterios de Dios.
Mas ahora se requiere en los dispensadores, que cada uno sea hallado fiel.
Yo en muy poco tengo el ser juzgado de vosotros, ó de juicio humano; y ni aun yo me juzgo.