viernes, 25 de septiembre de 2015

Proverbios 4:20-27 Dios quiere un compromiso completo



«Hijo mío, está atento á mis palabras; Inclina tu oído á mis razones. No se aparten de tus ojos; Guárdalas en medio de tu corazón. Porque son vida á los que las hallan, Y medicina á toda su carne. Sobre toda cosa guardada guarda tu corazón; Porque de él mana la vida. Aparta de ti la perversidad de la boca, Y aleja de ti la iniquidad de labios. Tus ojos miren lo recto, Y tus párpados en derechura delante de ti. Examina la senda de tus pies, Y todos tus caminos sean ordenados. No te apartes á diestra, ni á siniestra: Aparta tu pie del mal.»
‭‭Proverbios‬ ‭4:20-27‬ ‭RVES‬‬


Hace unos días meditaba acerca de un versículo

2 Corintios 8:21 dice «Procurando las cosas honestas, no sólo delante del Señor, mas aun delante de los hombres.»

Me he preguntado: ¿cómo podemos estar tan equivocados y creer, cuando la gente no ve nuestra honestidad, que somos realmente honestos?  Y no hablo de alguien específico que no lo vea, sino en general. Algo no debe estar funcionando bien, algo debemos estar haciendo mal.

¿Está todo nuestro ser comprometido realmente con Dios y sus mandamientos? Dios está demandando de nosotros un compromiso completo.

Romanos 12:1-2 dice «Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable á Dios, que es vuestro racional culto. Y no os conforméis á este siglo; mas reformaos por la renovación de vuestro entendimiento, para que experimentéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.»