lunes, 7 de septiembre de 2015

La armadura de Dios - Efesios 6:10-18



 Por lo demás, hermanos míos, confortaos en el Señor, y en la potencia de su fortaleza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales en los aires. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y estar firmes, habiendo acabado todo.  Estad pues firmes, ceñidos vuestros lomos de verdad, y vestidos de la cota de justicia. Y calzados los pies con el apresto del evangelio de paz; sobre todo, tomando el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de salud, y la espada del Espíritu; que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda deprecación y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda instancia y suplicación por todos los santos,  (Efesios 6:10-18)
No es, o no debe ser nuevo entender que estamos en una guerra espiritual. Desde las primeras líneas de la Biblia ya lo leemos, pero empezó antes de lo que leemos en Génesis. Los profetas Ezequiel o Isaías nos hablan de la rebelión del Lucero de la mañana, también conocido entre otros nombres como Satanás, el adversario.

Entonces, sabemos que hay un enemigo de nuestras almas, un enemigo de nuestro Dios dispuesto a oponerse a Su reino, desobediente a su voluntad.


Por otro lado, Dios nos ha dado todo lo necesario para poder estar firmes y es lo que vamos a ver.
Lo primero que leemos es de dónde viene nuestro poder, nuestra fuerza y no es precisamente de la armadura que vamos a estudiar sino de Cristo, y es que no podía ser de otra manera.

Comienza este estudio con el llamado a depender del poder de Dios y es que el mandamiento a fortalecernos está escrito en voz pasiva lo que implica que no podemos hacerlo por nosotros solos.  ¿Dónde nos fortalecemos? ¿Cómo? Dios nos dice: fortalécete en el Señor y en el poder de su fuerza. En la vida natural nuestra fuerza física, mental viene de lo que comemos, de lo que leemos, de lo que nos decimos, de nuestros hábitos saludables pero en el área espiritual nuestra fuente de recursos es Él, fuente de toda fuerza, fuente de todo poder.

Además añade, vestíos, ponte de una vez y para siempre la armadura de Dios. Contamos con el poder del Todopoderoso a nuestro lado, con la fuerza que nos da pero también con la armadura que Dios nos da.

Al especificar que debemos ponernos la armadura, va a mencionar cada una de las partes, pero lo importante para las victorias es tener cada una de esas partes puestas siempre. No es suficiente con una de las partes, sino todas ellas.

¿Por qué? Nos dice que la razón es poder estar firmes contras las asechanzas del diablo. Dios quiere que estéis firmes, que permanezcáis firme. Dios no quiere vernos vivir en derrota sino en victorias. Dios no quiere vernos tristes, ni caídos, quiere vernos firmes, de pie ante nuestro adversario.
Y es que nuestro adversario no viene normalmente de frente, ¿Cuántas veces si no fuera por la sabiduría divina no lo veríamos venir? ¿Qué dice que usa? Artimañas, intrigas, engaño o decepción, desaliento, crítica, confusión, errores, falta de perdón, resentimiento, vergüenza, ansiedad, ... etc. Cada creyente tiene puntos diferentes de debilidad y será en ese área que el enemigo le atacará. ¿Sabes tus áreas de debilidad? El enemigo sí y si no buscas fortalecerlas y cambiarlas en fuerza, él siempre irá a atacarte allí.
Y nos dice el nombre del enemigo. No es el hermano de enfrente, no es este o aquel sino el diablo, el adversario, Satanás y el versículo 12 lo deja bien claro, nuestra lucha no es contra una o unas personas sino contra el diablo y su ejercito: principados, potestades, señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, malicias espirituales en los aires, es decir diferentes niveles de autoridad. nuestra lucha no es tan sencilla, no es contra uno, alguien visible sino contra muchos invisibles. No es cuestión de estar con miedo sino con sabiduría y estrategia. El enemigo tiene a su ejercito bien ordenado y cada cual sabe su lugar, pero nosotros tampoco estamos solos ni indefensos.
Continúa diciendo, por tanto, es decir, debido a la anterior, toma toda la armadura de Dios. Dios nos ordena vestirnos y no con cualquier cosa sino con lo necesario para la contienda. Hemos sido provistos de la ropa necesaria para estar equipados. 
¿Cuál era el propósito de la armadura?
  • Poder resistir en el día malo. La idea es que podamos salir victoriosos. Hay días malos y es un error compartir que todo irá bien a los nuevos creyentes. Resistir implica no dejarse mover ni sufrir daño o alteración. En el día malo, en el día de la dificultad, de la tentación, de la oposición, estas circunstancias pueden ejercer fuerza y querer movernos o dañarnos pero si tenemos la armadura puesta podemos resistir.
  • Poder estar firme cuando haya acabado todo. Llega el momento cuando ese día malo termina, las pruebas y dificultades a veces nos hacen pensar que nunca van a terminar pero sí que pasará y al acabar podemos estar firmes, terminar en victoria.
¿De qué está formada la armadura de Dios?
A) Cinturón = Verdad. Ceñidos vuestros lomos de verdad.
El cinturón servía para ajustar la túnica, proteger la parte posterior del cuerpo y sostener la vaina que soportaba la espada. Lo que ajusta la ropa a tu vida, lo que la mantiene en su sitio es la sinceridad. La verdad es importantísima para contrarrestar al padre de toda mentira, además ¿Cómo un cristiano podría ser no íntegro?
Juan 1:7  Porque la ley por Moisés fué dada: mas la gracia y la verdad por Jesucristo fué hecha
Juan 14:6 Jesús le dice: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre, sino por mí.
Juan 8:31-32  Y decía Jesús á los Judíos que habían creído: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará.
Vístete de Cristo, de su verdad. No solo porque somos llamados a ser imitadores de Él sino porque  y Él nos dice que Él es la verdad y que a través de Él nos llegó la verdad. Es la obediencia a sus mandamientos que nos revelan la verdad que nos hace libre
B) Coraza = Justicia. Vestidos de la cota de justicia.
Cada creyente está vestido con la justicia de Cristo. Pablo en la cárcel cuando escribía esta carta veía a soldados romanos con su armadura pero también recordó pasajes del Antiguo Testamento que ahora habían cobrado una nueva revelación para él.
2 Corintios 5:21  Al que no conoció pecado, hizo pecado por nosotros, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.
Isaías 59:17a  Pues de justicia se vistió como de loriga (coraza)
Es la justicia que viene de Cristo que te protege ante las terribles acusaciones del maligno. Lee estos tremendos versículos

Romanos 8:1,33,34 Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme á la carne, mas conforme al espíritu. ¿Quién acusará á los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aún, el que también resucitó, quien además está á la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

Pero aquí no solo nos habla de la justicia que Dios nos da sino también de la integridad. No podemos apropiarnos de la justicia de Cristo una vez y luego vivir vidas de pecado sin quedar sin la protección de la coraza. Decide día a día estar en Cristo.

C)Zapatos = Evangelio de paz. Calzados los pies con el apesto del evangelio de paz.
Para movernos debemos ir bien calzados. Los soldados llevaban un calzado que les ayudaba a moverse con comodidad y protección. Nuestro calzado dice que es el evangelio de paz. El cristiano debe siempre estar preparado para atacar y defender el terreno espiritual esparciendo el evangelio. Al movernos de un lado a otro tenemos el mensaje de las buenas nuevas. Ser activos en la predicación quizás hace que el enemigo quiera atacarte más, pues le quitas terreno pero te mantiene activo, concentrado en la meta, enérgico, compasivo. Hay autoridad en el mensaje de las buenas nuevas .
Isaías 52:7 Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que publica la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salud, del que dice á Sión: Tu Dios reina!
Romanos 10:15   ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ­Cuán hermosos son los pies de los que anuncian el evangelio de la paz, de los que anuncian el evangelio de los bienes!
Imitemos a Jesús, anunciemos las nuevas de bien, de paz, digamos al mundo que Dios reina. Mantente activo en la predicación del evangelio.
D)Escudo = Fe. Sobre todo tomando el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 
La fe se está refiriendo a la firme confianza en Cristo y en su Palabra. Me gusta mucho el tema de la fe, de hecho durante el invierno hemos estado estudiando acerca de ella, pero ¿Qué me dice este pasaje específico acerca del escudo y de la fe?
Nos enseña que el arma para poder defenderme es la fe. En la vida cotidiana el escudo servía para apagar los dardos cubiertos de una sustancia inflamable. Era totalmente indispensable para el combate, así como la fe es totalmente indispensable en la vida cristiana. Todo comienza cuando depositamos fe en Jesús y cada día es indispensable. ¿Por qué? porque sirve para apagar dardos de fuego. Me encanta que dice "todos". No hay nada que el enemigo nos pueda lanzar que la fe no pueda destruir, apagar.
Hebreos 11:6 Empero sin fe es imposible agradar á Dios; porque es menester que el que á Dios se allega, crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.
Romanos 10:17 Luego la fe es por el oir; y el oir por la palabra de Dios

Decide crecer día a día en fe, busca cada día escudriñar las Escrituras.

E) Casco = Salvación. Tomad el yelmo de la salvación
El yelmo era el casco que protegía la cabeza. los ojos, la boca, barbilla.

Es interesante que nuevamente leemos en el Antiguo Testamento
Isaías 59:17b con capacete(casco) de salud (salvación) en su cabeza
Es la salvación que protege tus pensamientos, tu mente, tu hablar. No des lugar a la duda en tu mente. En los últimos meses quizás años hemos visto como ha aumentado la persecución a la iglesia de Cristo y vemos al grupo ISIS cortando la cabeza de cristianos en Irak, Siria... ¿Qué hace que estos hermanos no duden y estén dispuestos a morir antes que renunciar a su fe? La firme convicción de su salvación, saber que aunque en esta tierra son asesinados pasarán la eternidad con el Rey de Reyes y el Señor de Señores, una firme confianza que aunque la batalla parece perdida, de ellos realmente es la victoria pues no ceden ante el maligno.

Romanos 8:31 ¿Pues qué diremos á esto? Si Dios por nosotros, ¿Quién contra nosotros?
 F) Espada del Espíritu = Palabra. Y la espada del Espíritu que es la Palabra de Dios
Y la otra arma que es ofensiva es la espada que nos da el Espíritu ¿Cuál es esa espada?. La Palabra de Dios.
Nunca me cansaré de estudiarla, porque cada día que lo hago veo lo hermosa que es, lo poderosa, lo poco que sé, lo mucho que me queda por aprender. Es una fuente de sabiduría, de fuerza, de revelación. Jesús nos dejó en la tentación en el desierto el mayor ejemplo del uso de la Palabra.
Mateo 4:1-11 nos enseña como Satanás vino a tentar a Jesús y como su respuesta fue vez tras vez declarar la Palabra de Dios, "escrito está".
2 Timoteo 2:15 Procura con diligencia presentarte á Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que traza bien la palabra de verdad.

¿Conoces la Palabra? ¿Estudias la Palabra? ¿Declaras la Palabra?. Decídete hoy a fortalecer este área, que el enemigo no te tome desarmada sino con destreza en el uso de la espada.
Y esta equipación necesita de algo más, dice el último versículo de esta porción:
Efesios 6:18 Orando en todo tiempo con toda deprecación y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda instancia y suplicación por todos los santos,

Es a través de la oración que hablamos con Dios, quien nos  habla y dirige.

¿Cómo nos dice que debe ser nuestra oración en este entrenamiento espiritual? Oración y ruego ayudada, inspirada y dirigida por el Espíritu Santo, estando atentos y con perseverancia y paciencia.

¿Cuánto tiempo dura este entrenamiento? Nos dice "en todo tiempo", lo que implica constancia.

Y finaliza diciendo "por todos los santos". Estoy agradecida a Dios por la oportunidad de conocer ya sea en persona o en la red a muchos creyentes que pueden orar por mí en un momento de dificultad y yo por ellos. También doy gracias por personas que no me conocen nada y oran por mí. Muchas veces me mantengo físicamente en pie por esas oraciones. Muchas gracias.

Que Dios te bendiga


#Dios #Biblia #Efesios #PromesasDeDios



Bibliografía:


Santa Biblia - Versión Reina Valera 1909
Comentario Bíblico Mattew Henry
Comentario Mundo Hispano - Efesios