viernes, 11 de septiembre de 2015

Consejos de un padre - Proverbios 4:1-9





«OID, hijos, la doctrina de un padre, Y estad atentos para que conozcáis cordura. Porque os doy buena enseñanza; No desamparéis mi ley. Porque yo fuí hijo de mi padre, Delicado y único delante de mi madre. Y él me enseñaba, y me decía: Mantenga tu corazón mis razones, Guarda mis mandamientos, y vivirás: Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia; No te olvides ni te apartes de las razones de mi boca; No la dejes, y ella te guardará; Amala, y te conservará. Sabiduría ante todo: adquiere sabiduría: Y ante toda tu posesión adquiere inteligencia. Engrandécela, y ella te engrandecerá: Ella te honrará, cuando tú la hubieres abrazado. Adorno de gracia dará á tu cabeza: Corona de hermosura te entregará.».  Proverbios‬ ‭4:1-9‬ ‭RVES‬‬

Salomón comparte en este día con nosotros algo muy íntimo y personal, algo que realmente le marcó si leemos el inicio de su reinado.

Él nos dice, se consideró un hijo amado por sus padres de hecho se sentía tan amado por ellos que nos dice que se consideraba tratado como si fuese especial.

Su padre, David, le inculcó algo que considera tremendamente importante compartir con nosotros. ¿Qué era? Veamos estos versículos.

Primero comienza nuevamente aconsejando a los hijos a oír y estar atento a lo que los padres tienen que enseñarnos.

Los padres quieren lo mejor para su hijo, dice que anhelan que su hijo conozca cordura, es decir, quieren que tenga la capacidad de pensar y obrar con buen juicio, prudencia y responsabilidad. ¿No es esto lo que desea cualquier padre?. ¿No lo anhelas tú?.

Y no era enseñar cualquier enseñanza sino una que no deberían nunca abandonar porque era buena, nos dice que David le recomendaba que debía amarla.

El versículo 4 nos deja las palabras de David:

«Y él me enseñaba, y me decía: Mantenga tu corazón mis razones, Guarda mis mandamientos, y vivirás:»
‭‭
David como rey sabía el lugar que un día su hijo tendría y como un buen padre quería que fuese el mejor rey que el pueblo pudiera tener y por ello le enfatizó enérgicamente: ¡adquiere sabiduría!.

En estos nueve versículos, Salomón nos dice que su padre le enfatizó la importancia de adquirir sabiduría e inteligencia, es por ello que nos lo dice hasta en cuatro veces.

David fue un amigo íntimo de Dios que nos dejó grandes enseñanzas en las Escrituras. El salterio está lleno de ello y especialmente el salmo 119 donde nos dice que la verdadera felicidad está en la obediencia a Dios y su palabra, donde hallamos la verdadera sabiduría. 

Como rey poderoso no le pide a su hijo que busque adquirir bienes, riquezas, popularidad o influencia, sino sabiduría.

¿Qué hizo él cuando Dios se le apareció al principio de su reinado?. Veámoslo en la Escritura: 

«Y aquella noche apareció Dios á Salomón, y díjole: Demanda lo que quisieres que yo te dé. Y Salomón dijo á Dios: Tú has hecho con David mi padre grande misericordia, y á mí me has puesto por rey en lugar suyo. Confírmese pues ahora, oh Jehová Dios, tu palabra dada á David mi padre; porque tú me has puesto por rey sobre un pueblo en muchedumbre como el polvo de la tierra. Dame ahora sabiduría y ciencia, para salir y entrar delante de este pueblo: porque ¿quién podrá juzgar este tu pueblo tan grande? Y dijo Dios á Salomón: Por cuanto esto fué en tu corazón, que no pediste riquezas, hacienda, ó gloria, ni el alma de los que te quieren mal, ni pediste muchos días, sino que has pedido para ti sabiduría y ciencia para juzgar mi pueblo, sobre el cual te he puesto por rey, Sabiduría y ciencia te es dada; y también te daré riquezas, hacienda, y gloria, cual nunca hubo en los reyes que han sido antes de ti, ni después de ti habrá tal. Y volvió Salomón á Jerusalem del alto que estaba en Gabaón, de ante el tabernáculo del testimonio; y reinó sobre Israel.».  2 Crónicas‬ ‭1:7-13‬ ‭RVES‬‬

¿Por qué? Porque es viviendo en esa sabiduría y reinando con ella que podría ser feliz. Estos versículos nos dice que la sabiduría traería a la vida del que la ama los siguientes beneficios:

  • Le guardaría
  • Le conservaría
  • Le traería honra
  • Le daría adorno de gracia a su cabeza
  • Le daría una corona de hermosura

Nosotros anhelamos para tu vida estas bendiciones, es por ello que te decimos:

¡Adquiere sabiduría!
¡Adquiere inteligencia!