domingo, 15 de febrero de 2015

Salmo 119:1-8 ALEF - La felicidad consisten en andar en el camino de Dios


Primera estrofa ALEF


Si quieres comenzar, oyendo estos primeros 8 versículos y un consejo, te animo a pulsar en el vídeo y a continuación seguir con este breve estudio.




Como comentamos es el vídeo, estamos ante el salmo más largo del salterio. De autor y título desconocido.

Este es un salmo acróstico, compuesto por 22 estrofas de 8 versículos cada una. Cada una de ellas comienza con una letra del alfabeto hebreo, y cada uno de los versos que componen esta estrofa, comienza con esa misma letra.

Para que podamos verlo un poco mejor, incluimos la siguiente imagen.



Podemos observar como la primera letra de cada versículo es Alef. Ten en cuenta que en hebreo se lee de izquierda a derecha.


Además en estos primeros 8 versículos aparece 7 de los 9 sinónimos usado para ley en este salmo.
  1. Ley - towrah: enseñanza o dirección de Dios. 
  2. Testimonio - èdah: normas de conducta que atestiguan la voluntad de Dios.
  3. Camino - derek: modelo de rectitud. Aparece en los versículos 
  4. Preceptos - Phiqudey: normas particularizadas de conducta para la vida ordinaria.
  5. Estatutos - Juquey: leyes puestas por escrito para ser observadas permanentemente.
  6. Mandamientos - Mitsuthey: leyes divinas en las esfera de la vida religiosa
  7. Ordenanzas -  Mishpitey: veredictos del Juez Supremo que regulan las rectas relaciones del hombre con su prójimo.
Comenzando esta primera estrofa, observamos que en los tres primeros versículos, el verbo está en tercera persona plural y el resto en primera persona. 

Es como si al salmista, que ha visto a muchos en su caminar, le hubiese llamado la atención un grupo de personas. Los ve verdaderamente felices, y quiere formar parte de ellos.

¿Quiénes son? ¿Cómo son descritos? El salmista los describe como aquellos que andan, guardan, buscan, con todo corazón, vivir en la voluntad de Dios.

Los tres primeros versículos nos muestran la meta del salmista y el resto del salmo, nos da las instrucciones para lograrlo.

Veamos que nos dice la Escritura



En estos tres primeros versículos vemos quienes son los verdaderamente felices, los bienaventurados.
Dice los perfectos de camino
¿Quienes son estos?
  • los que andan en la ley de Jehová 
  • los que guardan sus testimonios
  • los que le buscan con todo el corazón
  • los que no hacen iniquidad
De esto podemos deducir:
  1. La verdadera felicidad consiste en una acción y no estancamiento, "Andar, guardar, buscar, no hacer", implican acción. El estancamiento, la pereza, te lleva a desanimo, infelicidad.
  2. Para andar, guardar, buscar, hacer o no hacer hay que conocer porque no dice andar en cualquier cosa, sino en la ley de Dios, en sus testimonios, su camino. Así que la verdadera felicidad viene de escudriñar las Escrituras, conocer y obedecer la Palabra de Dios.
  3. El que es verdaderamente feliz, no se conforma con conocer, buscar de cualquier manera, dice de todo corazón, con todo lo que eres.
  4. El bienaventurado no peca, se aleja de la iniquidad. Los caminos de Dios son de rectitud
  5. Andar, es más que leer, más que estudiar, más que recitar de memoria, es obedecer, es vivirla.
  6. El salmista entendió que había correlación entre obediencia a Dios y verdadera felicidad.
  7. El salmista entendió que había correlación entre buscar a Dios con todo lo que eres y tienes, y verdadera felicidad. 
  8. La desobediencia y el darte en parte (no con todo tu corazón)  te hace ser menos feliz de lo que Dios quiere para tu vida.
No hemos sido redimidos para que la vida nos vaya de color de rosa, todo bien. Dios tiene propósito y quiere que andemos por él. Has sido creado para buenas obras.

Continuamos 


En esta sección el salmista comienza con "Tú encargaste". Entiende que Dios ha revelado su voluntad y el deseo de que el hombre la guarde, la observe. Y además no de cualquier manera, sino diligentemente.

No es, si conoces mucho o poco, es si obedeces de todo corazón lo que ya conoces, La RAE define diligencia como: "cualidad de diligente, es decir, de aquel que pone interés, esmero, rapidez y eficacia en la realización de un trabajo". 

No es una obediencia a medias de hoy sí, mañana tengo otras prioridades, de mentiras piadosas, de mis cosas primero. NO, Dios ha encargado que guardemos sus mandamientos con rapidez, esmero, interés, eficacia.

Dios no se conforma con una obediencia a medias, sino busca la excelente, la completa.

A. Barnes dijo: "un hijo no le tiene el debido respeto a su padre si le obedece solo en lo que le acomoda o le gusta". De la misma manera, nosotros no agradamos y realmente rendimos honra a nuestro Padre Celestial si obedecemos solo lo que queremos.

Además es reconocer que tu camino se tiene que adaptar Su camino. ¡Cuántas veces queremos que Dios se adapte a nuestro camino!, pero es ordenar nuestros caminos para que se conviertan en los caminos de Dios.

Es cuando llego a acomodarme a los caminos de Dios que no pasaré vergüenza. Éste si que es un resultado tremendo.

Y terminamos esta estrofa



El siguiente paso que da el salmista es alabar a Dios. Literalmente dice "dar gracias" con un corazón recto. No es solo cantar, no es de cualquier manera, sino con rectitud,

El salmista escribe este tremendo salmo, pero aún así reconoce cuanto le queda por aprender. No te engañes, no te acomodes porque nunca llegaremos a conocer lo máximo, siempre habrá más para aprender.

¿Asistes a estudios, a las reuniones para escudriñar las Escrituras? ¿Escudriñas en casa? ¿Eres de los que creen que no necesitas que te enseñe nadie?. Aprendamos del salmista y reconozcamos nuestra necesidad de seguir aprendiendo.

El aprendizaje te llevará a alabarle porque cuanto más aprendo de Él, más veo cuán glorioso es. Cuanto más aprendo sus justos juicios, (mishpitey, los veredictos del Juez Supremo) más le conozco.

Además el salmista da un paso más. No es estudiar para conocer más, es estudiar para poder obedecer, guardar sus estatutos.

Y para finalizar, el salmista eleva una corta, pero profunda e importantísima oración "no me dejes enteramente".

¿Qué sería de mí si me dejaras?. Señor, elevo hoy mi voz y clamo

NO ME DEJES ENTERAMENTE 

 Gracias por la revelación "No te dejaré, ni te abandonaré". 

TE AMO SEÑOR



Que Dios te bendiga.

#Dios #Biblia #Salmos #PromesasDeDios




Bibliografía:

Santa Biblia - Versión Reina Valera 1960
Comentario Bíblico Mattew Henry
Comentario Mundo Hispano - Salmos
El Tesoro de David - C.H. Spurgeon