domingo, 15 de febrero de 2015

Salmo 119:169-176 TAU Trae ante Él alabanza y oración

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la estrofa número veintidós TAU

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.




Y llegamos al final del salmo, la última de las veintidós estrofas y en ella el salmista va a hacernos un pequeño resumen de lo visto hasta aquí. Espero que ni tú ni yo seamos los mismos que cuando empezamos hace veintidós días este salmo. El salmista va a hacer una serie de peticiones y alabanzas a Dios. 

En los dos primeros versículos vemos como el salmista ora a Dios, quiere que Él escuche su clamor, su oración. 

¿Qué está pidiendo? 
  • Entendimiento 
  • Liberación. 

Esto ha sido lo que él ha ido pidiendo a Dios a través de todos los versículos anteriores. Quiere conocer más profundamente y mejor a Dios y su Palabra. Quiere saber coómo actuar en cualquier área de su vida, sobre todo en lo relacionado con Dios y sus mandamientos, entendimiento en las cosas espirituales.

También quiere liberación de todo aquello que le persigue, oprime, le estorba en su vida social y que puede llegar a afectar en su vida espiritual.

"No importa cuánto haya aprendido, todavía hay necesidad de crecer más".

Salmo 119:161-168 SIN - El tesoro de su Palabra

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la estrofa número veintiuno SIN

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.



Esta estrofa no contiene ninguna petición solo el testimonio del salmista por Dios y su Palabra. Y su testimonio no ha sido fácil, nos cuenta que ha sentido la oposición de muchos y nos dice que gente de autoridad le han perseguido y sin causa. De quien se debía esperar justicia, apoyo, ánimo, recibió oposición y persecución.

Es interesante que lo normal habría sido tener temor del hombre, de lo que le pudieran hacer, pero el salmista dice que tuvo temor de las Palabras de Dios, y es que el temor a Dios y a su Palabra es tu arma más poderosa. Aprendamos del salmista, que consideró que era mejor y más importante seguir obedeciendo a Dios y su Palabra que dejarse enredar y vencer por esa persecución.

Salmo 119:153-160 RESH Vivifícame Señor

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la estrofa número veinte RESH

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.



Una vez más, el salmista va a orar a Dios y a pedirle vida, y en esta ocasión, hasta en tres versículos. El salmista vuelve a compartir con nosotros sus dificultades y es que no podemos nunca dejar al lado que estamos en una guerra espiritual y tenemos un enemigo que lucha para que no lleguemos a nuestra meta. Dice la Palabra que el adversario anda como león rugiente buscando a quien devorar. Le pide a Dios que sea su Abogado en la defensa, Es verdad que estamos en una batalla, pero no estamos solos en ella y con nosotros está el León que triunfó para ayudarnos y defendernos. Apela a su propia fidelidad y esto no para vanagloriarse, sino que pide vida con la palabra, y en base a esa palabra que sabe que sabe que Dios ha prometido librar a aquellos que le honran.

Salmo 119:145-152 COF Cercano está el Señor

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la estrofa número diecinueve COF

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.





 En esta estrofa podemos ver una oración profunda del salmista. Nos dirá a quién oro, cuándo, cómo, qué, por qué, cuál fue la respuesta de Dios y cuál el compromiso que él tomó. comencemos.

El salmista clama a Dios. Muchos buscamos solución a nuestras dificultades en nosotros mismos, en otras personas, en un pastor, en un terapeuta, pero el salmista clama a Dios. ¿a quién sueles clamar tú? sería la pregunta ahora. Si busca ayuda en otros quizás te van a defraudar y además de la dificultad te encontrarás herido, si buscas ser tú el que te saques de todos los apuros, llegarás a entender que hay cosas que  no puedes solo, aprenderás humildad en el camino, pero si buscas a Dios, Él te ayudará y quizás te lleve a una persona para que te ayude.

Salmo 119:137-144 TSAD Dios es Justo

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la estrofa número dieciocho TSAD

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.


El autor aunque está hablando hoy para nosotros, en ese momento se dirigía directamente a Dios. No nos dice Dios es justo, sino Dios tú eres justo. A través del estudio, de la meditación, ha entendido una gran verdad, la Palabra revelaba a un Dios que era justo.

Hemos visto que el salmista nos cuenta de diferentes dificultades, pero entiende que eso no tiene nada que ver con el Dios justo, sino con aquellos que olvidan las palabras de Dios.

Salmo 119:129-136 PE Cuando la luz entra por tu puerta

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la estrofa número diecisiete PE

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.



La Palabra de Dios es un tesoro de inagotables maravillas, no importa cuantas veces la leamos, siempre hay algo nuevo, hermoso, algo que nos maravilla.

MacDonal dijo "Palabra de Dios es maravillosa en su infinitud, pureza, precisión, armonía, relevancia universal, poder, suficiencia, semejante libro merece ser leído y obedecido".

Salmo 119:121-128 AYIN Es tiempo de intervenir

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la estrofa número dieciséis AYIN

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.




El salmista comienza avanzando un poco más en su vida. Hoy nos cuenta un poco de su carácter y actitudes. Dice de él, que es un hombre que hace juicios, pero en ellos hace justicia. 

En una sociedad, donde la gente, juzga mucho al ajeno, actuando con poca justicia, resalta tremendamente. Pero el salmista nos deja su ejemplo para que sepamos que sí se puede ser justo.

El ser justo no te libra para nada de tener opresores, es más, te dirá que los aumenta, ya que a la gente no le gusta que se actúe según la verdad mostrando con esa actitud las fallas de ellos.

Salmo 119:113-120 SÁMEC Sepárate de los impíos

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la estrofa número quince SAMEC

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.



El salmista comienza con una declaración muy fuerte pero que debe ser la actitud del creyente hacia la hipocresía, aborrecerla.

La hipocresía es la actitud de aquel que es de doble ánimo, inconstantes. Nos describe al que en un momento está a favor de Dios y al rato ya no. Ante ellos, el salmista lo tiene claro, los detesta.

Salmo 119:105-112 NUN La luz que te guiará hasta tu casa

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la estrofa número catorce NUN

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.





Cuando he pensado en las fotos para esta estrofa, pensé en imágenes en las cuales hubiese poca luz. Estamos en un camino hasta nuestra casa celestial y mientras pasamos por un camino de claroscuros. Veamos un poco esta porción.


La estrofa comienza dejándonos muy claro, que es la Palabra de Dios.

La Palabra no es un accesorio más de la casa o de la vida de la persona. No es un libro cualquiera. No es un libro de historia, ni de aventuras. No es un amuleto. No es un adorno. Tristemente así lo es en muchas casas, muy bien colocadas en el dormitorio o en sitio estratégicos. Así la he visto y he oído que es considerada por muchos no creyentes.

Salmo 119:97-104 MEM Medita y obedece a la Palabra

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la estrofa número trece MEM

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.



En esta estrofa, el salmista hace una profunda reflexión acerca de la Palabra.

Comienza con una expresión de amor hacia ella. Nos dice:

¡Oh, Cuánto amo yo tu ley!

y esa realidad la demuestra meditando en ella todo el día, es decir, de continuo, en cada circunstancia, en cada momento.

Salmo 119:89-96 LÁMED Encuentra esperanza en la Palabra

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la estrofa número doce LAMED

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.



Ayer veíamos como el salmista nos relataba su dificultad, la oposición que sentía, pero hoy veremos que ya no es tanto así. Las dificultades, nos van y vienen, son transitorias, pero la Palabra de Dios permanece para siempre.

Comienza esta estrofa con la proclamación de la eternidad, inmutabilidad de la Palabra. Hoy, mañana, pasado, con el paso de los siglos, PARA SIEMPRE permanece tu Palabra. 

Que tranquilidad me da saber que la Palabra de Dios, sus mandamientos no son cambiantes. Lo que era válido hace siglos, lo es hoy día. Las leyes humanas van cambiando para adaptarse a los tiempos y a las necesidades de los ciudadanos y los gobiernos, pero la ley de Dios, salió de un Gobernador sabio, perfecto, justo, así que tiene validez eterna y por lo tanto son inmutables, justas, buenas.

Salmo 119:81-88 CAF - NO TE CONFORMES

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la estrofa número once que comienza con la letra CAF

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.



La estrofa comienza con la palabra "DESFALLECE" que significa consumirse, estar sin fuerzas. Y es así como se siente el salmista.

No es su cuerpo el que siente desfallecer, sin fuerzas, sino su alma y quiere un cambio a eso, no se conforma.


Muchos se desaniman tanto, que se conforman. Pero no leemos que esto sea así en su vida, sino que clama por salvación. Quiere que la intervención de Dios pueda producir un cambio a esta situación. ¿Y solo eso? ¿Solo ha orado expresando como se siente y espera? NO. Nos dice: mi espera no la dejo con la apatía, con el desdén. No es una espera pasiva, sino que ha decido seguir esperando en Dios y confiando en Su palabra, mientras que la sigue escudriñando más y más.

Salmo 119:73-80 YOD - Dios mi Creador

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la décima estrofa YOD

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.




La estrofa comienza con una declaración del salmista tremenda:

Dios es Creador
Dios es mi Creador


Cuando leemos, buscando entender la palabra, Dios nos revela su plan eterno y es por ello que necesitamos saber qué y quién soy yo en ello. 

Salmo 119:65-72 TETH Triunfa a través de las dificultades

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la novena estrofa TETH

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.





La estrofa va a enfatizar acerca del Dios bueno que hace hechos buenos hacia su pueblo, aunque en algunas ocasiones podamos vivir situaciones que son difíciles y nos afligen. El salmista ha empezado a ver las cosas de forma diferente al hombre natural, lo ve según Dios.


Comienza dando testimonio de que Dios había sido bueno para con él, y no según lo que yo considero como bueno o aceptable, sino conforme a la palabra de Dios.

Salmo 119:57-64 JETH - ¿Quién o qué es tu porción?

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la octava estrofa JETH.

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.





El salmista comienza esta estrofa con una afirmación tremendamente importante. Es quizás la declaración más importante que podemos llegar a hacer. Él nos dice: "Mi porción es Jehová" ¿Quién o qué es tu porción?. De la respuesta dependerá TODO, tu destino eterno.

¿Qué implica esa declaración?

Salmo 119:49-56 ZAIN - Fuente de consuelo y de la esperanza

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la septima estrofa ZAIN.

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.





El salmista comparte con nosotros cómo Dios lo mantiene en una situación en la cuál está esperando. Por los versículos 50 y 52, veremos que es una situación difícil, ya que la palabra es consuelo para él. 

No pide algo nuevo, sino el cumplimiento de lo que ya le habló. 

¡Acuérdate!. Así comienza esta estrofa, y a veces nos sentimos así. En nuestras dificultades, creemos que es difícil que se cumplan los propósitos, pero esto no le desanima, sino que se acerca a Dios y le dice "acuérdate". ¡Cómo si Dios se olvidara!. Pero no importa, Dios nos anima y enseña, que podemos decirle que se acuerde de lo que nos ha dicho.

Salmo 119:41-48 VAU Testifica

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la sexta estrofa VAU.

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.



En esta sexta estrofa, vamos a ver acerca del coraje necesario para dar testimonio, o también pensé, "de la abundancia del corazón habla tu boca". 

El salmista tiene un gran amor hacia Dios y lo busca de forma reiterada, así que lo más normal, es que hable y hable de Él. NO podemos nunca decir que tenemos un amor profundo por Dios y su Palabra y nunca hablar ni de Él, ni de su Palabra, porque de que vas a hablar si no, ya que como dice la Escritura, de la abundancia del corazón habla tu boca.

En esta estrofa, podemos ver dos peticiones y seis promesas, así que vamos a ver los versículos en ese orden, primero los versículos 41 y 43 donde encontramos las dos peticiones y luego los restantes.


Primera petición


Pide que el favor de Dios venga a su vida su vida conforme dice Su palabra. Es muy interesante, el salmista está clamando por la misericordia de Dios, es decir, el amor que no te da lo que mereces, y en ese ruego, ¿qué dice que es esa misericordia que pide?, la salvación.

Salmo 119:33-40 HE Orando al Altísimo

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la quinta estrofa HE.

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.



Esta es una estrofa donde el salmista derrama su corazón en oración ante Dios, Compuesta por nueve peticiones en total, en seis de ellas, el salmista nos dará las razones para la petición. Veamoslas.


1.- ENSÉÑAME EL CAMINO DE TUS ESTATUTOS.


Pareciera que vuelta tras vuelta, el salmista vuelve a lo mismo, necesita y quiere conocer profundamente el camino de los estatutos, así que va a repetirlo nuevamente. Hay oraciones que bien debiéramos hacer cada día, reconociendo la necesidad diaria que tenemos de Él.

La razón: la guardaré hasta el fin.

Salmo 119:25-32 DALETH Determina entender y seguir la verdad

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la cuarta estrofa DALETH.

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.



Continuamos con nuestro estudio


¿Te has sentido alguna vez que no puedes levantarte de la cama? Yo sí, tengo fibromialgia y muchos días tengo que pelear con ello. No tengo fuerzas físicas suficientes. Esto me ayuda a entender un poco mejor al salmista. Dice que su alma está en angustia, otra traducción nos dice "está pegada al polvo". En el caminar, el salmista ha pasado dificultades y se siente en angustia, necesita ánimo y pide a Dios que le ministre, que le dé vida. En Ezequiel leemos como los huesos secos cobran vida cuando se les habla. El salmista conoce que por muy seco que se sienta, en Dios y su Palabra hay poder para cambiar eso y tornarlo en vida. Así que comenzamos hoy diciéndote que si sientes que está en angustia, en decaimiento, puedes acercarte a Su Palabra y en ella encontrar VIDA.

Salmo 119:17-24 GUÍMEL Las delicias de la experiencia devota

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la tercera estrofa GUIMEL.

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.



Continuamos con nuestro estudio


Esta estrofa comienza con entender cuál es el bien de una vida verdadera.

Primeramente entender el valor de ser siervo del Altísimo. Quizás cuando uno piensa en el bien, no pensaría en ser siervo, pero eso es quizás porque no entiende el privilegio de poder servir al Rey de Reyes y Señor de Señores.

Salmo 119:9-16 BETH ¿Cómo ser limpios?

Continuamos con este recorrido por el salmo 119, hoy llegamos a la segunda estrofa BETH.

Te animo a escuchar los versículos que forman esta estrofa y un brevísimo consejo.



Continuamos con nuestro estudio

¿Con qué limpiará el joven su camino?

Una pregunta importante para cada uno de nosotros.Refleja el corazón del salmista y también su conocimiento de las verdades bíblicas y de su vida.

Salmo 119:1-8 ALEF - La felicidad consisten en andar en el camino de Dios


Primera estrofa ALEF


Si quieres comenzar, oyendo estos primeros 8 versículos y un consejo, te animo a pulsar en el vídeo y a continuación seguir con este breve estudio.




Como comentamos es el vídeo, estamos ante el salmo más largo del salterio. De autor y título desconocido.

Este es un salmo acróstico, compuesto por 22 estrofas de 8 versículos cada una. Cada una de ellas comienza con una letra del alfabeto hebreo, y cada uno de los versos que componen esta estrofa, comienza con esa misma letra.

Para que podamos verlo un poco mejor, incluimos la siguiente imagen.



Podemos observar como la primera letra de cada versículo es Alef. Ten en cuenta que en hebreo se lee de izquierda a derecha.

viernes, 13 de febrero de 2015

Club de lectura - Salmo 102

102 Oración del pobre, cuando estuviere angustiado, y delante de Jehová derramare su lamento. 

JEHOVA, oye mi oración, Y venga mi clamor á ti.
No escondas de mí tu rostro: en el día de mi angustia Inclina á mí tu oído; El día que te invocare, apresúrate á responderme.

jueves, 12 de febrero de 2015

Club de lectura - Salmo 101

101 Salmo de David. 
MISERICORDIA y juicio cantaré: A ti cantaré yo, oh Jehová.
Entenderé en el camino de la perfección Cuando vinieres á mí: En integridad de mi corazón andaré en medio de mi casa.

martes, 3 de febrero de 2015

Club de lectura - Salmo 92


92 Salmo: Canción para el día del Sábado. 

BUENO es alabar á Jehová, Y cantar salmos á tu nombre, oh Altísimo;
Anunciar por la mañana tu misericordia, Y tu verdad en las noches,