martes, 25 de marzo de 2014

Estudio epístola Santiago - Corrigiendo con la verdad 1:16-17

16 Amados hermanos míos, no erréis.
17 Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

En el estudio anterior vimos como Santiago estaba dejando claro a sus lectores que el problema del hombre que peca, está dentro de él y que no debía culpar entre otros a Dios, sino que debían comprender que su enemigo estaba dentro de ellos, (sus debilidades, naturaleza caída), y que debían enfrentarse a este problema desde dentro.

Excelencias de la ley de Dios - Salmo 119:65-72

65 Bien has hecho con tu siervo, oh Jehová, conforme á tu palabra.
66 Enséñame bondad de sentido y sabiduría; porque tus mandamientos he creído.
67 Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba; mas ahora guardo tu palabra.
68 Bueno eres tú, y bienhechor: enséñame tus estatutos.
69 Contra mí forjaron mentira los soberbios: mas yo guardaré de todo corazón tus mandamientos.
70 Engrasóse el corazón de ellos como sebo; mas yo en tu ley me he deleitado.
71 Bueno me es haber sido humillado, para que aprenda tus estatutos.
72 Mejor me es la ley de tu boca, que millares de oro y plata.