lunes, 22 de septiembre de 2014

Estudio epístola de Santiago - El cristiano y la imparcialidad 2:1-4


1 Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas.
Porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro y con ropa espléndida, y también entra un pobre con vestido andrajoso,
y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís: Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en pie, o siéntate aquí bajo mi estrado;
¿no hacéis distinciones entre vosotros mismos, y venís a ser jueces con malos pensamientos?

domingo, 7 de septiembre de 2014

Excelencias de la ley de Dios - Salmo 119:97-104

97 ­Cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación.
98 Me has hecho más sabio que mis enemigos con tus mandamientos; porque me son eternos.
99 Más que todos mis enseñadores he entendido: porque tus testimonios son mi meditación.
100 Más que los viejos he entendido, porque he guardado tus mandamientos.
101 De todo mal camino contuve mis pies,para guardar tu palabra.
102 No me aparté de tus juicios; porque tú me enseñaste.
103 Cuán dulces son á mi paladar tus palabras! Más que la miel á mi boca.
104 De tus mandamientos he adquirido inteligencia: por tanto he aborrecido todo camino de mentira.