martes, 29 de abril de 2014

Los nombres de Dios - Jehová Tsidkenu

Jehová Tsidkenu, el Señor es nuestra justicia
En Jeremías 33:15-16 Dios nos dice que había decretado un tiempo específico en la historia en el cual nacería un Mesías que sería Renuevo de justicia. Este Renuevo, Jesucristo, vendría a hacer juicio y justicia en la tierra.
Es en ese tiempo que Dios se iba a revelar a su pueblo con un nombre nuevo Jehová Tsidkenu, Jehová justicia nuestra.
En Romanos 3:21-26 leemos que la justicia de Dios se había manifestado por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, todos hemos pecado...
A aquel que no había conocido pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él. (2 Corintios 5:21)
Salmo 85:10 El amor inagotable y la verdad se encontraron; ¡la justicia y la paz se besaron!
Maravilloso momento en la cruz cuando tu amor inagotable y tu verdad se encontraron. Mi pecaminosidad, mi alejamiento, mi imposibilidad de acercarme, tu santidad, tu rectitud, tus mandamientos, mi desobediencia, chocaban y entonces, tu amor inagotable te llevó a ofrecerte, a pagar por mí. Allí en la cruz, pagaste el precio de mi pecado y te hiciste mi justicia para así hoy poder vivir en la paz que solo Tú puedes dar.
Gracias Señor Jesús por ser mi justicia.
Gracias por tu amor inagotable.
Gracias por revelarme la verdad, por abrir mis ojos.
Gracias por ser mi paz y darme tu paz.

Gracias.

martes, 22 de abril de 2014

Los nombres de Dios - Adonai


El significado de este nombre es Señor. Lo vemos así traducido en este versículo, pero ¿qué implica realmente este nombre?.


Adonai es el plural de adon que significa amo, señor. Se usa también en la Escritura referido a los hombres, así que aquí podemos intentar comprender mejor su significado.

Es usado en el hombre en la relación amo-siervo y esposo-esposa. Un estudio profundo de estos versículos podrían llevarnos a entender que cuando me acerco a Dios llamándolo "Adonai", mi Señor, tengo que tener la fe, la esperanza y la confianza de acercarme y clamar a aquel que me sustenta, mantiene y ayuda.

Este nombre aparece mas de 400 veces en la Escritura, pero he decidido seleccionar este versículo por el contexto en el que aparece. Habacuc escribe de sus lamentos, dificultades, pero después de recibir la revelación de Dios, termina con este versículo, que declara su confianza en Dios. 

Podemos decir al igual que el profeta, en medio de nuestras dificultades: Tú eres mi fortaleza y puedo andar seguro en medio de una situación que no entiendo, porque tú eres mi Adonai. Puedo descansar en ti, en quién Tú eres y en la relación que nos une (Señor-sierva y Esposo-esposa). Confío en que me sostendrás, guardarás, guiarás, ayudarás..


Que Dios te bendiga

Los nombres de Dios - Emanuel

Quiero comenzar esta serie con el nombre que el profeta Isaías anunció que le correspondería al Mesías, y que el ángel le dijo a María que le correspondía al niño. Su nombre significa, como bien dice el versículo "Dios con nosotros", lo que estaba dejando bien claro que ese niño que nacería, Jesús, era Dios.

Solo quiero compartir con vosotros dos versículos más que hablan de la deidad de Jesús:

- Colosenses 2:9 que hablando de Jesús nos dice "Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad".

- Hebreos 1:2-3 "en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas".

Hoy que recordamos el día de la resurrección, confieso que Jesucristo es Dios, que por medio de Él soy perdonada de mis pecados, que tuvo que morir por mí, pero que resucitó y ahora está sentado a la diestra de la Majestad en las alturas, que Él está vivo y volverá.

Que Dios te bendiga



domingo, 13 de abril de 2014

Estudio epístola de Santiago - El cristiano y la palabra 1:19-27

19 Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse;
20 porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios.
21 Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.
22 Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.

Índice estudio espistola de Santiago




Estudio de la Epístola de Santiago

Capítulo 1

  1. Introducción 1:1
  2. La fe es puesta a prueba 1:2-4
  3. Los recursos en la prueba 1:5-8
  4. Gozo en las circunstancias 1:9-11
  5. Bendición para el que soporta 1:12
  6. Aflicciones en la concupiscencia 1:13-15
  7. Corrigiendo con la verdad 1:16-17
  8. Naciendo de nuevo por la palabra 1:18
  9. El cristiano y la palabra 1:19-27





viernes, 11 de abril de 2014

A mis ojos eres de gran estima Isaías 43:4


Me gustaría compartir contigo, unas líneas del libro "25 Llaves de un buen legado" de Paul J. Meyer 


"Amar a Dios y aceptar que Él nos ama es la base para que el ser humano se ame, tenga confianza en sí mismo y desarrolle su autoestima.
Amarse a sí mismo no es lo mismo que centrarse en el propio yo, o ser egoísta.

lunes, 7 de abril de 2014

Excelencias de la ley de Dios - Salmo 119:169-176

169 Acérquese mi clamor delante de ti, oh Jehová: dame entendimiento conforme á tu palabra.
170 Venga mi oración delante de ti: líbrame conforme á tu dicho.
171 Mis labios rebosarán alabanza, cuando me enseñares tus estatutos.
172 Hablará mi lengua tus dichos; porque todos tus mandamientos son justicia.
173 Sea tu mano en mi socorro; porque tus mandamientos he escogido.
174 Deseado he tu salud, oh Jehová; y tu ley es mi delicia.
175 Viva mi alma y alábete; y tus juicios me ayuden.
176 Yo anduve errante como oveja extraviada; busca á tu siervo; porque no me he olvidado de tus mandamientos.



domingo, 6 de abril de 2014

Excelencias de la ley de Dios - Salmo 119:161-168

161 Príncipes me han perseguido sin causa; mas mi corazón tuvo temor de tus palabras.
162 Gózome yo en tu palabra, como el que halla muchos despojos.
163 La mentira aborrezco y abomino: tu ley amo.
164 Siete veces al día te alabo sobre los juicios de tu justicia.
165 Mucha paz tienen los que aman tu ley; y no hay para ellos tropiezo.
166 Tu salud he esperado, oh Jehová; y tus mandamientos he puesto por obra.
167 Mi alma ha guardado tus testimonios, y helos amado en gran manera.
168 Guardado he tus mandamientos y tus testimonios; porque todos mis caminos están delante de ti.



sábado, 5 de abril de 2014

Excelencias de la ley de Dios - Salmo 119:153-160

153 Mira mi aflicción, y líbrame; porque de tu ley no me he olvidado.
154 Aboga mi causa, y redímeme: vivifícame con tu dicho.
155 Lejos está de los impíos la salud; porque no buscan tus estatutos.
156 Muchas son tus misericordias, oh Jehová: vivifícame conforme á tus juicios.
157 Muchos son mis perseguidores y mis enemigos; mas de tus testimonios no me he apartado.
158 Veía á los prevaricadores, y carcomíame; porque no guardaban tus palabras.
159 Mira, oh Jehová, que amo tus mandamientos: vivifícame conforme á tu misericordia.
160 El principio de tu palabra es verdad; y eterno es todo juicio de tu justicia.



viernes, 4 de abril de 2014

Excelencias de la ley de Dios - Salmo 119:145-152

145 Clamé con todo mi corazón; respóndeme, Jehová, y guardaré tus estatutos.
146 A ti clamé; sálvame, y guardaré tus testimonios.
147 Anticipéme al alba, y clamé: esperé en tu palabra.
148 Previnieron mis ojos las vigilias de la noche, para meditar en tus dichos.
149 Oye mi voz conforme á tu misericordia; oh Jehová, vivifícame conforme á tu juicio.
150 Acercáronse á la maldad los que me persiguen; alejáronse de tu ley.
151 Cercano estás tú, oh Jehová; y todos tus mandamientos son verdad.
152 Ya ha mucho que he entendido de tus mandamientos, que para siempre los fundaste.



jueves, 3 de abril de 2014

Excelencias de la ley de Dios - Salmo 119:137-144

137 Justo eres tú, oh Jehová, y rectos tus juicios.
138 Tus testimonios, que has recomendado, son rectos y muy fieles.
139 Mi celo me ha consumido; porque mis enemigos se olvidaron de tus palabras.
140 Sumamente acendrada es tu palabra; y la ama tu siervo.
141 Pequeño soy yo y desechado; mas no me he olvidado de tus mandamientos.
142 Tu justicia es justicia eterna, y tu ley la verdad.
143 Aflicción y angustia me hallaron: mas tus mandamientos fueron mis deleites.
144 Justicia eterna son tus testimonios; dame entendimiento, y viviré.



miércoles, 2 de abril de 2014

Excelencias de la ley de Dios - Salmo 119:129-136

129 Maravillosos son tus testimonios: por tanto los ha guardado mi alma.
130 El principio de tus palabras alumbra; hace entender á los simples.
131 Mi boca abrí y suspiré; porque deseaba tus mandamientos.
132 Mírame, y ten misericordia de mí, como acostumbras con los que aman tu nombre.
133 Ordena mis pasos con tu palabra; y ninguna iniquidad se enseñoree de mí.
134 Redímeme de la violencia de los hombres; y guardaré tus mandamientos.
135 Haz que tu rostro resplandezca sobre tu siervo; y enséñame tus estatutos. 
136 Ríos de agua descendieron de mis ojos, porque no guardaban tu ley.



martes, 1 de abril de 2014

Excelencias de la ley de Dios - Salmo 119:121-128

121 Juicio y justicia he hecho; no me dejes á mis opresores.
122 Responde por tu siervo para bien: no me hagan violencia los soberbios.
123 Mis ojos desfallecieron por tu salud, y por el dicho de tu justicia.
124 Haz con tu siervo según tu misericordia, y enséñame tus estatutos.
125 Tu siervo soy yo, dame entendimiento; para que sepa tus testimonios.
126 Tiempo es de hacer, oh Jehová; disipado han tu ley.
127 Por eso he amado tus mandamientos más que el oro, y más que oro muy puro.
128 Por eso todos los mandamientos de todas las cosas estimé rectos: aborrecí todo camino de mentira.