sábado, 17 de febrero de 2018

Te doy gracias porque me has dado la victoria


Señor ha grandes cosa por las que darte gracias y hoy quiero dártelas por la victoria que tengo en ti sobre el pescado, la muerte y el diablo. Gracias por enseñarme en tu palabra tan poderosa verdad.

Santiago 1:12


Juan 4:25-26, 42

«La mujer dijo: —Sé que el Mesías está por venir, al que llaman Cristo. Cuando él venga, nos explicará todas las cosas. Entonces Jesús le dijo: —¡ YO SOY el Mesías!

Luego le dijeron a la mujer: «Ahora creemos, no solo por lo que tú nos dijiste, sino porque lo hemos oído en persona. Ahora sabemos que él es realmente el Salvador del mundo».»
Juan 4:25-26, 42 NTV

Que maravilloso encuentro con el Cristo, un encuentro que no solo cambiaría la vida de ella sino de muchos samaritanos. A pesar que los samaritanos y judíos se llevaban mal, Él no se dejó confundir por las tradiciones, Él era Dios y venía por toda la humanidad. Cristo quiso revelarse abiertamente a una mujer y samaritana y de mala reputación. Cuán grande es Su amor comparado conmigo. Y ella salió y no quiso quedarse con esa bendición para ella sola, compartió y muchos se salvaron. 
Yo he recibido la revelación de quién eres Tú y quiero llevar ese mensaje a muchos que necesitan oírlo.

#Biblia #Dios #Jesus #NuevoTestamento #Juan #Evangelio



Club de lectura - Evangelio de Juan capítulo 4

1 De manera que como Jesús entendió que los Fariseos habían oído que Jesús hacía y bautizaba más discípulos que Juan,
(Aunque Jesús no bautizaba, sino sus discípulos),
Dejó á Judea, y fuése otra vez á Galilea.
Y era menester que pasase por Samaria.
Vino, pues, á una ciudad de Samaria que se llamaba Sichâr, junto á la heredad que Jacob dió á José su hijo.

viernes, 16 de febrero de 2018

Juan 3:16-17, 36


«»Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.

Los que creen en el Hijo de Dios tienen vida eterna. Los que no obedecen al Hijo nunca tendrán vida eterna, sino que permanecen bajo la ira del juicio de Dios.»
Juan 3:16-17, 36 NTV
Mi amado Señor, agradecerte un día más tu gran amor. Dejaste tu gloria para venir y morir y así poder darnos una nueva oportunidad. Gracias amado Señor sin ti no sabría qué es la verdadera vida porque quien no te ha conocido no ha recibido la verdadera vida. Ahora bien, dejas claro que buscas obediencia. Señor quiero obedecerte siempre, quiero poder hacer cada día tu voluntad sin titubear. Líbrame de toda desobediencia. Quiero ser una sierva e hija obediente, no por obligación sino por amor. Que mi amor se demuestre en mi obediencia.

#Biblia #Dios #Jesus #NuevoTestamento #Juan #Evangelio



Te doy gracias Dios porque me has dado vida eterna



Gracias mi amado Dios y Señor por traer a mi vida una nueva y verdadera vida que nada ni nadie me la puede quitar, porque en ti es eterna. Gracias por cada día viniendo a vivificar este cuerpo, este alma y este espíritu que sin ti no es nada. Cuando te conocí, tenía todo lo que necesitaba pero me encontraba vacía, insatisfecha, solo en ti he encontrado la verdadera vida. No podría, ni sabría, ni querría vivir sin ti. Gracias por todo lo que tengo en ti.